lunes, 30 de diciembre de 2013

FC Vaduz: una primera vuelta de ensueño

En el pequeño Liechtenstein sueñan con volver a la máxima categoría del país vecino. Y para ello cuentan con la buena campaña del equipo de su capital, el FC Vaduz, un equipo que ha ganado 41 títulos nacionales (en Liechtenstein se juega una Copa que representa el título nacional y otorga al campeón una plaza en Europa) pero que juega en las categorías del fútbol profesional suizo.

Los números del Vaduz en estas primeras 18 jornadas de la Challenge League son aplastantes: es el equipo menos goleado (12), el más goleador (36), el que más partidos ha ganado (11) y el que menos ha perdido (1). Cayó en la jornada 4 frente al Wil y desde entonces no ha vuelto a probar el sabor de la derrota. Por encontrar un punto negativo, en los seis encuentros en que se ha medido a sus tres inmediatos perseguidores (Servette, Schaffhausen y Wil) solo ha podido ganar dos.


Manuel Sutter celebra uno de sus goles

Fueron claves las incorporaciones que realizaron este verano, que ya se veían encaminadas a pelear por el ascenso. Llegaron jugadores de la talla de Muntwiler o el meta Jehle (ambos del Luzern), el enganche alemán Neumayr (Bellinzona), el lateral von Niederhäusern (Winterthur) o los delanteros Manuel Sutter (St. Gallen) y Schürpf (Basilea), todos ellos directos al once inicial y plenamente adaptados desde el primer día en el habitual 4-4-2 con un medio campo en rombo que utiliza el joven entrenador Giorgio Contini.

Los resultados llegaron desde el primer momento apoyados en un dominio de la áreas excelente, con una defensa que concede pocos espacios y muy pocos goles y un trío ofensivo, con Sutter y Schürpf en punta y Neumayr por detrás, que a mitad de campeonato ya suman 17 goles y 15 asistencias. A eso hay que sumarle el gran trabajo en mitad de cancha de Muntwiler, que da madurez y solvencia al juego del equipo.

La pareja de centrales que forman Sara (31) y Kaufmann (22) mezcla veteranía y juventud, es expeditiva y contundente y por si fuera poco espera en el banquillo el experimentado checo Pavel Pergl. A eso, hay que sumarle el buen nivel de un valor emergente como es el lateral diestro von Niederhäusern.

Es claro candidato al ascenso y la clave deberá estar en mantener el buen nivel defensivo mostrado hasta ahora, porqué parece bastante probable que los delanteros sigan sumando. No apostaría mi dinero con ellos, la lucha con el Servette parece que será dura, pero tiene equipo para mantener el ritmo en la segunda vuelta.

Once tipo


miércoles, 4 de diciembre de 2013

Un día histórico para el FC Le Mont

No es habitual que un equipo de la 1. Liga Promotion (3ª categoría suiza) llegue a las etapas finales de la Copa Suiza. El formato, que establece que los equipos de Superliga son cabezas de serie y no pueden enfrentarse entre ellos hasta cuartos de final -u octavos de final en caso de llegar más de ocho equipos de Superliga a dicha ronda-, no ayuda a los equipos más pequeños y favorece a que se vean a partir de los cuartos de final a casi todos los equipos grandes. Como mínimo, las eliminatorias son a partido único y en campo del equipo pequeño, factor que en cierto modo dificulta la tarea de los equipos más poderosos, y si bien es cierto que no es habitual ver sorpresas, también lo es que siempre se produce alguna bomba de lo más inesperada.

En el presente curso las sorpresas han sido dos. La primera fue la eliminación del actual segundo clasificado de la Raiffeisen Super League, el Young Boys, en la anterior ronda (octavos de final) a manos de un equipo de la tercera categoría, que además venció con solvencia por 4-1 y sacó los colores al cuadro de la capital. La segunda es precisamente este equipo, el FC Le Mont, un pequeño equipo de Lausanne que juega en la 3ª categoría del fútbol helvético y pelea por ascender a la Challenge League.

Celebración de uno de los goles frente al Young Boys

El FC Le Mont se ha plantado en estos cuartos de final tras dejar atrás a equipos como el mencionado Young Boys, el FC Wil (Challenge League) o al modestísimo Grand-Lancy FC, que sorprendentemente se plantó en dieciseisavos de final. Un camino del que su presidente Serge Duperret (también ex jugador y ex entrenador del club), habla con un entusiasmo contagioso. Con el mismo que encara el presente choque frente al mejor equipo del país esta tarde y que hace pensar que todo es posible.

Y para ello está preparado el diminuto Estadio de Châtaignier, campo donde el FC Le Mont juega habitualmente sus partidos como local y que ya tiene colgados los carteles con los que esperan la visita del mejor rival posible. Allí han ido cayendo uno a uno todos sus rivales de la presente temporada, incluido el segundo clasificado de la Superliga Suiza y el segundo equipo del Basilea (Basilea II) al que venció 1-0. Con una excepción: el Köniz, único equipo que ha conseguido sacar puntos de allí cuando en el mes de agosto venció por 2-3.

El partido del año en Le Mont

El FC Le Mont es un equipo curioso. Está en la parte francesa de Suiza, que como todo el país, recibe a un buen número de inmigrantes, con la diferencia de que aquí los llegados suelen ser de origen africano –a diferencia de otras zonas donde suelen ser inmigrantes de los países balcánicos-. Ahora mismo tiene jugadores de 12 nacionalidades diferentes: Senegal, Camerún, RD Congo, Guinea, Cabo Verde, Argelia, Costa de Marfil, Italia, Portugal, Bosnia y Herzegovina, Francia y Suiza.

Cuatro de ellos son sus mejores futbolistas. Su capitán y defensa central N’Diassé N’Diaye, es el estandarte del equipo. Con una planta excelente, ha metido ya 5 goles esta temporada y a balón parado espera ser una amenaza para los Schär y compañía. El delantero centro congoleño N’Silu, llegado tras una aventura en la MLS con el DC United, posiblemente el mejor de todos, ya suma 15 goles entre Liga y Copa y espera seguir sumando esta tarde. Su compatriota Ridge Mobulu, también llegado desde Estados Unidos donde no cuajó en su periplo con el Vancouver Whitecaps, es vital con su velocidad y su desborde en la banda derecha. Y el argelino Sid-Ahmed Bouziane, un enganche que hace de sus llegadas al área un peligro constante y que esta temporada ya ha metido 13 tantos y es el máximo anotador de la liga (curiosidad: por delante del delantero del Nyon, el español Javier Henares).

Para esta tarde, el entrenador Claude Gross podrá contar con casi todos sus efectivos y podrá alinear su once de gala. La única duda será la del congoleño M’Futi en el extremo derecho, posiblemente suplida por el joven Kilinc si se acaba confirmando. El luso Rego acompañará a N’Diaye en el centro de la defensa y el veterano Domo ocupará el lateral derecho. El zurdo queda para el internacional caboverdiano Gilberto Reis (Sí, un internacional). El tunecino Mejri y Morganella, salido de las inferiores del Sion, formarán un doble pivote. Mobulu como extremo izquierdo y Bouziane como enganche con la duda de M’Futi o Kilinc en la derecha y N’Silu como hombre gol serán los encargados de llevar el peligro al área del rival.

Probable once frente al Basilea

Con esos futbolistas semi profesionales intentará el Le Mont plantar cara al Basilea. No al “B” como ya hicieran semanas atrás. Al primer equipo, a los buenos. A esos que ganaron hace no mucho en Stamford Bridge y que hace unos días volvieron a golpear a los de Mourinho en St. Jakob Park. Hoy, ese equipo visita una localidad y un estadio diminutos para medirse a un equipo, el FC Le Mont que encarará el partido como una cita con la historia. Lo normal sería acabar goleados por el poderoso equipo de Murat Yakin, pero a veces, este tipo de días "algo" se alía contigo para rescribir la historia. En unas horas sabremos si hoy es un día normal o es uno de esos días especiales que todo el mundo recordará en Le Mont.

jueves, 21 de noviembre de 2013

Estrellas sin Mundial

Se cierra la fase de clasificación al Mundial 2014 con Uruguay y México como las dos últimas selecciones que han sellado su billete con destino a Brasil. Ya están los 32 confirmados para la cita más importante a nivel de selecciones, pero en este post he querido hablar de los ilustres que se han quedado fuera, que son muchos y muy buenos, y he elaborado una lista con 40 nombres, además de formar un once "A" y otro alternativo con nombres que firmarían la mayoría de clubes de Europa.

Porteros: Cech (República Checa), Handanovic (Eslovenia).

Defensas: Piszczek (Polonia), Benatia (Marruecos), Alaba (Austria), Chiriches (Rumania), Agger (Dinamarca), Skrtel (Eslovaquia), Nastasic, Subotic, Ivanovic y Kolarov (Serbia).

Centrocampistas: Ramsey (País de Gales), Eriksen (Dinamarca), Wanyama (Kenia), Marek Hamsik (Eslovaquia), Matic (Serbia), Mkhitaryan (Armenia), Arda Turan (Turquía), Arango (Venezuela), Yarmolenko y Konoplyanka (Ucrania), Mohamed Salah y Aboutrika (Egipto), Belhanda (Marruecos), Sigurdsson (Islandia), Blaszczykowski (Polonia).

Delanteros: Bale (País de Gales), Ibrahimovic (Suecia), Lewandowski (Polonia), Jovetic y Vucinic (Montenegro), Aubameyang (Gabón), Burak Yilmaz (Turquía), Zozulya (Ucrania), Mame Diouf y Papiss Cissé (Senegal), Farfán y Paolo Guerrero (Perú), Rondón (Venezuela), Pandev (Macedonia).


XI estrellas sin Mundial

XI alternativo estrellas sin Mundial

El dato freak: Deon McCaulay (Belice) ha sido el máximo goleador de la fase de clasificación teniendo en cuenta todas las confederaciones, con 11 goles en 8 partidos, empatado con las estrellas Robin Van Persie y Luis Suárez, que lo hicieron en 9 y 14 partidos respectivamente. 

martes, 12 de noviembre de 2013

El Mundial de Clubes 2013 ya tiene su cuadro final

Ya están definidos los siete participantes del próximo Mundial de Clubes que tendrá lugar el próximo mes de diciembre(a partir del 11 y hasta el 21). Agadir y Marrakech serán las sedes del torneo, que verá su final en el Stade de Marrakech con capacidad para algo más de 45.000 espectadores.

Los últimos participantes se decidieron este fin de semana. Asia y África disputaban la vuelta de sus finales continentales y el Guangzhou Evergrande de Marcelo Lippi y el mítico Al Ahly con Aboutrika como estandarte se proclamaron campeones de dichos torneos y se ganaron un billete para pelear por el título mundial.


El equipo chino dirigido por Lippi se impuso con dificultades al FC Seoul aprovechando el valor doble de los goles conseguidos fuera de casa (2-2 en Corea y 1-1 en China). Liderado por Elkeson -dos goles en la final-, Muriqi y Darío Conca, sus tres figuras que anotaron 16 de los 17 goles del equipo desde los cuartos de final (dejando en el camino al Lekhwiya catarí y al Kashiwa Reysol nipón). El único tanto fuera del tridente lo anotó otro de los destacados, el delantero chino Gao Lin en la final. El brasileño Muriqi, que ha realizado un torneo monumental, acabó como máximo goleador con 13 dianas en los 12 partidos que disputó, mientras que Conca -la primera gran figura en llegar al equipo en 2011 y envuelto en la polémica por su astronómico sueldo- acabó con 8 tantos.

El último en obtener su pase a la cita mundial fue el Al Ahly egipcio. Se proclamó campeón de África ante el Orlando Pirates, tras empatar 1-1 en Soweto y vencer 2-0 en el estadio Arab Contractors de El Cairo. En el camino dejó a rivales como el Coton Sport camerunés, el Léopards congoleño -actual campeón de la Copa Confederación de la CAF- o su histórico rival local, el Zamalek. Pero lo de verdad destacable del cuadro egipció es que ha logrado su quinta Champions en nueve años, éxito rotundo que se hace mayor si se piensa que llevan dos años sin jugar su liga por el caos en el que está sumido el país y tras la tragedia de Port Said.

Precisamente a aquella tragedia hizo referencia el mito Mohamed Aboutrika, máximo goleador de su equipo en el torneo y autor de dos de los tres goles de la final, en la celebración del título, luciendo una camiseta con el dorsal 72 en honor a las 72 víctimas aquel día.


Asia y África han sido los dos últimos continentes en conocer sus representantes en Marruecos, pero antes ya se habían clasificado el resto. El Bayern de Munich tras ganar la Liga de Campeones frente al Borussia Dortmund y tras destrozar al Barça en las semifinales. El Atlético Mineiro tras conquistar la Libertadores frente al Olimpia de Asunción con Ronaldinho, Bernard o Tardelli a la cabeza y tras apear a equipos como Newell's Old Boys o Sao Paolo en rondas anteriores. El Monterrey mexicano tras ganar la Liga de Campeones de la CONCACAF frente al Santos Laguna con el "Chupete" Suazo y De Nigris goleando. El Auckland City tras alzarse con su quinta Champions de Oceanía, frente a su máximo rival el Waitakere United y con el entrenador Ramon Tribulietx a la cabeza y con Manel Expósito como máximo goleador del equipo. Además está será la quinta participación de los neozelandeses en el Mundial de Clubes, lo que supone ser el equipo con más participaciones en el torneo, honor compartido con el Al Ahly.

El único equipo que no participará como campeon continental será, como siempre el campeón nacional del país anfitrión, en este caso el Raja Casablanca, que empezará su participación en la primera ronda de la cita mundialista.

El torneo dará comienzo el 11 de diciembre con la primera ronda entre Auckland City y Raja Casablanca. El ganador se medirá al Monterrey por un lado del cuadro, mientras que por el otro lado se verán las caras el Guangzhou Evergrande y el Al Ahly en un partido con muchos focos atractivos. Los ganadores de estos cuartos de final se las verán con Atlético Mineiro y Bayern Munich, que como siempre entran en la penúltima ronda y se jugarán el pase a la final del 21 de diciembre en Marrakech.

Ronda preeliminar

Raja Casablanca vs. Auckland City

Cuartos de final

Monterrey vs. [Ganador Raja Casablanca vs. Auckland City]
Guangzhou Evergrande vs. Al Ahly

Semifinales

Bayern Munich vs. [Ganador Guangzhou - Al Ahly]
Atlético Mineiro vs. [Ganador Monterrey - R. Preeliminar]

martes, 22 de octubre de 2013

El derbi de Split in situ

Cuando hablamos de Split, estamos hablando de la segunda ciudad más popular del país tras Zagreb y la más importante de toda la famosa Costa Dálmata. Hablamos de una ciudad que creció en torno al palacio del emperador romano Diocleciano, hoy declarado Patrimonio de la Humanidad y principal atractivo de la ciudad. También goza de fama la ciudad por ser el punto de partida de un gran número de ferrys que llevan a jóvenes con ganas de fiesta y turistas en busca de playas paradisíacas, a las cercanas islas que ocupan el Adriático. Para los deportistas, Split siempre será la casa de la mítica Jugoplastika Split, campeona de la Euroliga de baloncesto y uno de los clubes con más renombre en la historia del viejo continente. Por sus pistas jugaron algunos de la talla de Toni Kukoč. Sin olvidarnos del tenista Goran Ivanišević.



Pero el fútbol juega a parte y Split siempre será la casa del mítico Hajduk, campeón en múltiples ocasiones de la antigua Yugoslavia y más tarde de la independiente Croacia, y uno de los equipos con mayor historia y tradición del país. Tan solo viendo su estadio, el mítico Poljud, te das cuenta de lo que este club abarca y representa. Vistoso, con apariencia moderna y una capacidad para 35.000 espectadores intimida a la mayoría de sus rivales (la ciudad tiene algo más de 200.000 habitantes).


Pero Split tiene también un club a la sombra del gigante. Ahí aparece el Radnički Nogometni Klub Split (RNK Split), un club centenario (se fundó en 1912) y que ha vivido siempre como actor secundario. Un club con una masa social minúscula y con una historia modesta, pero que en los últimos años está destacando por su buen hacer y está creando cierta rivalidad en la ciudad.

                                              

Tuve la oportunidad de visitar Croacia el pasado mes de julio y dio la casualidad de que mi estancia en Split coincidía con el derbi local, una oportunidad que un loco de esto no puede desaprovechar bajo ningún concepto.

El partido empezaba a las nueve de la noche, así que un par de horas antes fui al pequeño Stadion Park mladeži, casa del RNK Split y donde se disputaba el partido. Empezaba a haber ambiente y ya había cola en la única taquilla del estadio. Tras unos minutos de espera pude sacar mi entrada, en la zona "visitante" y casi a ras de campo, a un precio que rondaba los 10 euros (70 kunas), que como luego me explicarían doblaba el precio de un partido de liga normal en ese estadio. Era aceptable.


                                       

                                       

Fui a tomar una cerveza y a empaparme del ambiente, a observar como se vivía un duelo local curioso, entre un gigante y un hermano pequeño, muy pequeño. Los pocos bares de las cercanías al estadio estaban llenos, con gente esperando la hora del partido mientras en la televisión local jugaban el Rijeka y el Dinamo de Zagreb. Eso sí, ni una sola camiseta, bandera o muestra de apoyo al RNK. Empezaba a despertar mi curiosidad y a la vez empezaba a ver que iba a ser complicado traerme a Barcelona una camiseta del pequeño de Split.

Unos minutos antes del pitido inicial entré al campo, previo cacheo de los guardias de seguridad y viendo algunas pintas que como mínimo obligaban a guardar las distancias. Estaba en el bando visitante. Pero rápido me percaté de que ese era el único bando que iba a haber en el Park mladeži esa noche. Lleno absoluto de las 5.000 localidades y 95% de aficionados del Hajduk. Ahora entendía aún más el precio de las entradas, ese día se iba a llenar y no podían desaprovecharlo.

Pitido inicial, un grupo de la Torcida del Hajduk en la grada de en frente cantaba sin parar y daba cuerda a nuestra grada, que respondía con menor entusiasmo. El partido en si tuvo poca historia, 0-3 para el Hajduk, arropado por su afición pese a estar en terreno visitante y con un Jozinović que me dejó impresionado con su despliegue en la banda. Bengalas a mitad de la segunda parte y con el partido sentenciado y la salida de Mate Bilic al campo, abucheado y pitado por la Torcida, que aún recuerda que fue canterano del Hajduk y ahora juega con el rival de la ciudad.

El ambiente parecía calentarse al final del partido con los pocos seguidores del RNK Split y siendo previsor y como espectador neutral, no quería problemas así que no esperé para ver si había celebración o no y con el pitido final emprendí mi camino de vuelta al hostal, rodeado como durante todo el día por pintadas en las paredes con el escudo del Hajduk o el emblema y mensajes de la Torcida. Y es que si una cosa pude ver y me quedó clara tras mi paso por allí, es que el gigante se ha encargado de marcar el terreno. Split es territorio del Hajduk.

martes, 20 de agosto de 2013

Mohamed Salah, el egipcio eléctrico



Pocos pensaban hace poco más de un año que iban a olvidar a Shaqiri con tanta facilidad, cuando éste anunció que se marchaba al Bayern Munich. Entonces se anunció la llegada de un egipcio de a penas 20 años, de nombre Mohamed Salah y que la mayoría conocíamos por haberlo visto jugar a buen nivel en el Mundial Sub20 del verano de 2011. Él sería el encargado de ocupar la banda derecha que hasta aquel momento era propiedad de aquel bajito de origen kosovar que fascinaba a todo el mundo.  Él era el encargado de hacer olvidar a uno de los jugadores que más impacto creó en los últimos tiempos en Basilea.

Y entonces llegó Salah  y con solo unos minutos sobre el césped de St. Jakob Park llenó de ilusión a los aficionados rotblau, que vieron a un egipcio eléctrico conducir el balón a velocidad de vértigo mientras esquivaba rivales en el costado derecho. Qué maravilla, ese flacucho era el sustituto de Shaqiri.

Resulta que la llegada de Mohamed está ligada a la tragedia del fútbol egipcio de Port Said. Tras anunciar el parón del torneo local, el Basilea decidió invitar al combinado sub23 de los faraones a jugar un partidillo en Basilea. El objetivo principal era ver como se desenvolvía el extremo egipcio, que pese a tener ganados ya a los (excelentes) ojeadores del equipo, pasó el examen definitivo con nota, anotando dos goles en tan solo cuarenta y cinco minutos y propiciando la reacción instantánea del club, que lo invitó a pasar unos días en el equipo a modo de prueba. Tan solo unas semanas después y con todas las partes encantadas, el Basilea anunció su fichaje de manera oficial.

Un año después, en Basilea recuerdan a Shaqiri con más cariño que añoranza y están encantados con Salah, ese zurdo que juega en banda derecha y que conduce con maestría, precisión y velocidad, descarado ante su marcador y punzante en sus diagonales. Sin miedo a nada y al que le gusta aparecer en las grandes citas -como la eliminatoria de Europa League frente al Tottenham-, con carácter ganador y hasta un poco chulesco. Hasta ahora sus cifras no asustan (10 goles y 11 asistencia en todas las competiciones la pasada temporada), pero el impacto ha sido monumental.

La banda derecha de St. Jakob Park ha cambiado de propietario, ahora es de Mohamed Salah.

viernes, 12 de julio de 2013

Previa de la Raiffeisen Super League suiza 2013-2014

Es 12 de julio y mañana empieza la Raiffeisen Super League suiza. Los equipos llegan tras unos meses de verano intensos, con pretemporadas más o menos productivas y exitosas, y con muchos movimientos en el mercado. Es momento de marcar objetivos de cara a un año que será largo, año mundialista con la selección helvética cerca de asegurarse su billete a Brasil 2014 y con muchos jugadores jugándose el puesto. Año para que el Basilea de un paso adelante y se consolide en Europa como un rival incómodo y no solo como ese equipo atractivo y simpático al que no será complicado vencer. Año para que el Grasshopper confirme si ha vuelto para quedarse o lo del año pasado fue un coqueteo con la chica guapa para contar a los amigos. En definitiva, un "año" que empieza ahora y al que le dedicamos en las siguientes líneas una previa como merece. 

FC Basel 
Altas: Naser Aliji (Sub21), Stephan Andrist (Luzern), Fabian Ritter (Sub21), Behrang Safari (Anderlecht/BEL), Veljko Simic (Estrella Roja/SER), Taulant Xhaka (Grasshopper.
Bajas: Adilson Cabral (Sunderland/ENG), Markus Steinhöfer y Gilles Yapi (fin contrato), Jacques Zoua (Hamburg/DEU).

El favorito, como viene siendo típico en los últimos años, es el Basilea de Murat Yakin. Sensación europea el pasado curso, sufrió demasiado en la competición doméstica. Sus movimientos en el mercado son poco destacables y sirven para apuntillar una plantilla fuerte. Acabaron contrato Steinhöfer y Gilles Yapi, ambos fuera del equipo y se marchan dos piezas del fondo de armario: Zoua (Hamburgo) y Cabral (Sunderland). A priori debería dar pocos quebraderos de cabeza, y es que llegan Andrist y Taulant Xhaka, dos jugadores polivalentes y que pueden suplir a los anteriores. También llega Safari para cubrir uno de los puesto más débiles del curso pasado, el lateral, y Veljko Simic, ademñasde alguna incorporación del segundo equipo, como Aliji o Ritter, que a priori no gozarán de demasiados minutos. Plantilla fuerte que ha conseguido mantener a los pesos pesados, aunque el mercado sigue abierto y jugadores como Dragovic suenan para muchos destinos. Si salen llegarán otros, sino el capítulo de altas está prácticamente cerrado. 

Grasshopper CZ
Altas: Michael Skibbe (Entrenador), Steven Lang (Servette), Shani Tarashaj (Sub21), Johan Vonlanthen (libre).
Bajas: Uli Forte (Entrenador/Young Boys), Mohamed Coulibaly (Bournemouth/ENG), Gianluca Hossmann (Biel), João Paiva (Wohlen), Willian Rocha (Tombense/BRA), Taulant Xhaka (Basel), Steven Zuber (CSKA Moscú /RUS).

No será fácil igualar el objetivo del año pasado, y menos sin uno de sus grandes activos, el técnico italo-suizo Uli Forte, que se marchó del equipo tras la mala relación con la directiva. También sale otra de las piezas importantes, Steven Zuber al que ya le tocaba, se marchó al CSKA Moscú tras un año en el que maduró y evolucionó como jugador, dejando en ocasiones la banda zurda que lo ha hecho famoso y metiéndose en el centro para manejar al equipo. Llega Skibbe para dirigir al equipo, a priori un entrenador de buen nivel y vuelve al fútbol el mítico Johan Vonlanthen, del que habrá que ver su estado de forma. El objetivo debe ser ambicioso pero realista, y luchar por entrar en Europa debe ser lo máximo para un equipo que el año pasado rindió por encima de sus posibilidades. Para ello, mantener a Hajrovic y Salatic debe ser prioritario, si se quedan el equipo peleará por Europa, si acaban saliendo, las cosas se le complicarán al conjunto de Zürich. 

FC St. Gallen
Altas: Muhamed Demiri (Thun), Marco Franin (Sub21), Goran Karanovic (Servette), Alhassane Keita (Dubai Cultural/VAE), Nicolas Lüchinger (Sub21), Roberto Rodriguez (Bellinzona), Daniele Russo (Lugano), Matias Vitkieviez (Servette)
Bajas: Franck Etoundi (Zürich), Mikael Ishak (Köln/DEU), Jagne Pa Modou (Sion), Ezequiel Scarione (Kasimpasa/TÜR), Manuel Sutter (Vaduz), Igor Tadic (Servette), Savo Kovacevic y Marco Hämmerli.

Se fue el máximo goleador de la Liga, Ezequiel Scarione y uno de los mejores laterales zurdos del campeonato, Pa Modou además de algunos segundas espadas importantes. Era el precio a pagar por una temporada excelente de un recién ascendido. Pero me atrevería a decir que el cuadro de Saibene ha fichado mejor que nadie en este mercado. Demiri será vital en el doble pivote tras su gran temporada en el Thun y del Servette han llegado sus dos mejores jugadores, el extremo diestro Vitkieviez para dar descansos a Mathys y el punta Karanovic para dar relevo a Cavusevic, que se prepara a conciencia para recuperar bien sus ligamentos. Repetir el tercer puesto no será empresa fácil, pero con las mismas bases deberían no sufrir en este curso 2013/2014.

FC Zürich
Altas: Leandro Di Gregorio (Sub21), Franck Etoundi (St. Gallen), Alain Nef (Young Boys), Avi Rikan (Beitar Jerusalem/ISR), Jorge Teixeira (Siena/ITA)
Bajas: Mathieu Beda (fin contrato), Josip Drmic (Nürnberg/ALE), Milan Gajic (Young Boys), André Gonçalves (Schaffhausen), Adis Jahovic (Wil)

El mejor equipo de la segunda vuelta del campeonato pasado. Sprint memorable que sirvió para entrar en Europa y para descubrir un trío letal en ataque y una defensa que por fin parecía sólida. Seguirán la mayoría, con la excepción de su mejor jugador Josip Drmic, que se marcha a la Bundesliga para defender al modesto Nürnberg. Da Costa, los hermanos Koch, Djimsiti, Gavranovic y Chermiti seguirán siendo la columna de un equipo que en el que descatan las incorporaciones de Nef para el centro de la zaga o Etoundi para la delantera. A priori empezarán como suplentes, pero bien podrían ser importantes en pocas semanas. Meier buscará seguir con la dinámica que el equipo alcanzó en febrero y no paró hasta el final del campeonato con un 4-2-3-1 que dotaba de equilibrio a un equipo que en los últimos años era un desastre táctico y un agujero negro en defensa. Su rendimiento es una incógnita aunque sufrir no debería entrar en sus planes. 

FC Thun
Altas: Josef Martinez (Young Boys), Sekou Sanogo (Lausanne), Lukas Schenkel (Bellinzona), Fulvio Sulmoni (Bellinzona).
Bajas: Muhamed Demiri (St. Gallen), Jérémy Manière (Biel), Stipe Matic (Oberwallis Naters), Renato Steffen (Young Boys), Mirson Volina y Saif Ghezal.

Tras el Zürich, la gran sensación de la segunda vuelta de competición. Rindió muy por encima de lo esperado y en parte fue gracias a su pareja de medio centros Hediger - Demiri además de un Schneuwly especialmente inspirado de cara al gol. Demiri se marcha y quedará un hueco importante al que habrá que ver como se adapta el equipo, que sin embargo se ha hecho con el mejor jugador del Lausanne el pasado año, Sanogo y con la promesa vinotinto del Young Boys, Josef Martínez como movimientos destacados, que sin embargo parecen algo cortos tras las multitud de nombres que sonaron y es que reforzar el equipo era absolutamente necesario para no pasar apuros.

BSC Young Boys
Altas: Uli Forte (Entrenador), Milan Gajic (Zürich), Yuya Kubo (Kyo Sanga/JAP), Alain Rochat (D.C. United/USA), Renato Steffen (Thun), David Von Ballmoos (Sub21), Steve Von Bergen (Palermo/ITA).
Bajas: Bernard Challandes (Entrenador), Ivan Benito (fin de contrato), Alexander Farnerud (Torino/ITA), Alexander Gonzalez (Aarau), Josef Martinez (Thun), Alain Nef (Zürich), Mario Raimondi (Retirado).

El alta más destacada sea posiblemente la llegada del técnico Uli Forte, que ha firmado un contrato hasta 2016 y busca consolidar un proyecto serio que anhelan en Berna. Las llegadas de jugadores contrastados como Gajic para la medular o von Bergen para la defensa, sumadas al exótico fichaje del nipón Yuya Kubo o a los que ya llegaron en el mercado invernal como Affum y las promesas que suben del equipo sub21, ilusionan pese a la salida de su buque insignia rumbo a la Serie A, Alexander Farnerud. También se han ido otros jugadores que han sido importantes en los últimos años, Alain Nef y Raimondi, dando por finalizado su ciclo en la capital. Siguen buscando un central más (Béda o Dingsdag son los mejores colocados) para apuntillar la plantilla y crear un bloque capaz de pelear por el título. El objetivo no es sencillo, pero los capitalinos están ilusionados como hacía tiempo. Habrá que esperar un tiempo prudencial para ver de que son capaces esta temporada. 

FC Sion
Altas: Milos Bakrac (Sub21), Dimitris Christofi (Omonia/CYP), Mathieu Débonnaire (Lausanne), Beg Ferati (Winterthur), Ovidiu Herea (Rapid Bucarest/RUM), Freddy Mveng (Wohlen), Jagne Pa Modou (St. Gallen), Vincent Ruefli (Servette), Ishmael Yartey (Sochaux/FRA)
Bajas: José Adailton (Chiasso), Joaquim Adao (Chiasso), Gelson Fernandes (Freiburg/DEU), Kevin Fickentscher (Lausanne), Kyle Lafferty (Palermo/ITA), Anthony Sauthier (Servette), Didier Crettenand (Servette), Gennaro Gattuso (retirado), Paulo Lottici Back Aislan, Arnaud Bühler, Michael Dingsdag, Xavier Margairaz, Evan Melo, Abdoul Karim Yoda (todos finalizaron contrato). 

Como siempre, el Sion es el equipo que maneja mayor número de movimientos en el mercado. Equipo prácticamente nuevo para afrontar el nuevo curso y como siempre nombres atractivos que luego habrá que ver si  el entrenador de turno consigue conjugarlos para conseguir un bloque competitivo. Los laterales Ruefli y Pa Modou para la defensa son incorporaciones con criterio y un acierto pleno, consagrados en la liga y que aseguran rendimiento. La llegada de Christofi o el retorno a la liga del internacional ghanés Ishmael Yartey para el ataque parece otro acierto rotundo tras su gran temporada en el Servette y un paso discreto por la Ligue 1. En el apartado de bajas, la más importante es la del norirlandés Kyle Lafferty que seguirá a Gattuso en su aventura con el Palermo en Serie B además de la de dos jugadores contrastados que finalizaron contrato como el central Dingsdag o el ex osasunista Margairaz. El Sion dependerá en gram medida de la estabilidad de un entorno turbulento que ayuda poco o nada, pero por plantilla debería pelear por estar en puestos europeos.

FC Luzern
Altas: Oliver Bozanic (Central Coast Mariners/AUS), Lorenzo Bucchi (Fribourg), Kevin Holz (Borussia Dortmund B/ALE), Ferid Matri (Auxerre B/FRA), Yassin Mikari (Sochaux/FRA)
Bajas: Stephan Andrist (Basel), Mario Bühler (Wohlen), Peter Jehle (Vaduz), Pajtim Kasami (Fulham/ING), Landry Mouangue Otele (Aarau), Nico Siegrist (Biel), Dejan Sorgic (Schaffhausen), Luqmon Adekunle y Michael Räber (acabaron contrato).

La mejor noticia para este Luzern es que ha conseguido mantener a sus mejores jugadores. El guaraní Lezcano o los polivalentes Winter o Alain Wiss parece seguro que seguirán una temporada más y deberán ser ellos quienes lleven el peso de un equipo que parece destinado a sufrir de nuevo esta temporada. Incorporaciones de perfil bajo como Holz o Matri, de los segundos equipos de Borussia Dortmund y Auxerre o el aussie Oliver Bozanic, del que habrá que estar pendiente de su adaptación aunque parece el mejor fichaje del presente curso. Las bajas tampoco son determinantes, Kasami y Andrist vuelven a sus equipos tras la cesión además de algunos jugadores con los que no se contaba. La recuperación del rendimiento de algunos jugadores claves en el subcampeonato de hace dos temporadas como Sarr o Lustenberger también serán importantes. No se avista una temporada fácil para los de Lucerna, que sin embargo tampoco deberían sufrir en exceso si como digo, jugadores claves vuelven al rendimiento esperado.

FC Lausanne-Sport
Altas: Wajdi Bouazzi (Espérance Tunis/TUN), Matar Coly (Biel), Olivier Custodio (Vaud Sub18), Adriano De Pierro (Lugano), Patrick Ekeng Ekeng (Le Mans/FRA), Kevin Fickentscher (Sion), Ohad Kadusi (Hapoel Akko/ISR), Miha Mevlja (Gorica/SLO), Luis Pimenta (Chiasso), Ming Yang (Vaud Sub18), Fabrizio Zambrella (libre).
Bajas: Mehmed Begzadic (Locarno), Mathieu Débonnaire (Sion), Anthony Favre (Wil), Nicolas Marazzi (Azzurri 90 LS), Sekou Sanogo (Thun), Abraham Guié Guié, Janick Kamber, Chris Malonga, Malaury Martin, Jocelyn Roux, Sekou, Ibrahim Tall, Kevin Tapoko. 

Lista de bajas importantísima para un Lausanne que fue de más a menos el curso pasado, acabando con sufrimiento el año tras una primera vuelta excelente. Los africanos Sanogo y Malonga son las más destacadas, pero también se despiden otros como Tall, Roux o Guié Guié. Llega el central De Pierro tras consolidarse en la Challengue League como un central solvente y el medio tunecino Wajdi Bouazzi, del Esperance Tunis, además de varias incorporaciones más de perfil más bien bajo. Parece un año para sufrir en Lausanne,que debería pelear por eludir un descenso para el que es uno de los más claros candidatos.

FC Aarau
Altas: Alexander Gonzalez (Young Boys), Linus Hallenius (Genoa/ITA), Swen König (Bellinzona), Bruno Martignoni (Locarno), Landry Mouangue Otele (Luzern), Christopher Teichmann (Aargau Sub18)
Bajas: Predrag Pribanovic (Baden), Silvan Widmer (Udinese/ITA), Roman Buess (fin contrato). 

Proyecto continuista de un equipo que ha demostrado estar capacitado para ser equipo de la SuperLiga. La base es la misma con pequeñas variaciones, la más destacada la del buen lateral diestro Silvan Widmer, que vuelve a su club de origen tras una cesión muy productiva para todas las partes. En su lugar llega el venezolano Alexander González desde Berna, una incorporación acertada de un buen lateral, que si consiguen pulir, puede ser un perfil similar al de Widmer, ofensivo e intenso. Mantiene a piezas tan claves el año pasado como el moldavo Ionita, Davide Callà o Schultz entre otros y sobre todo, al joven entrenador René Weiler que ha conseguido crear un bloque sólido, ofensivo y atractivo del que nadie se podrá fiar. 

lunes, 1 de julio de 2013

Arranca la Copa de Oro 2013


Queda algo menos de una semana para que de comienzo la Copa de Oro 2013 que se va a disputar en 9 ciudades de Estados Unidos y que reunirá a los 12 mejores combinados nacionales de la zona CONCACAF. El torneo estrena formato, ya que los ganadores de las ediciones de 2013 y 2015 se medirán en una final que dará acceso al "campeón absoluto" a la Copa Confederaciones 2017 que se jugará en Rusia.

Como siempre, México o Estados Unidos parten en la primera línea de los candidatos a alzarse con el título continental y eternos outsiders como Costa Rica, Honduras o Panamá pelearán por un título que parece coto cerrado para los dos gigantes de la Confederación en las últimas décadas, que sin embargo no llegan en su mejor momento y parecen más vulnerables que años atrás.

En el Grupo A aparece el combinado azteca, con los campeones olímpicos Ponce, Marco Fabián o Enríquez como activos más atractivos. Pese a que no es un grupo sencillo, México no debería tener problemas ante una Panamá que presenta la baja de última hora del jugador del Deportivo Anzoátegui, Rolando Escobar. Pese a la baja, Dely Valdés contará con el atractivo de Cecilio Waterman (Fénix) y el veterano Blas Pérez (FC Dallas) como algunas de las bazas para cumplir con el objetivo de meterse en cuartos de final. Canadá, que tendrá en De Guzmán a su jugador más destacado, tampoco debería ser rival, mientras que Martinica, que presenta al veterano delantero Frederic Piquionne como jugador franquicia y que contará con otros nombres como el del central del Sporting de Gijón, Gregory o el delantero Kevin Marius Parsemain, peleará sin presión tras una Copa Caribe que le dio acceso a este torneo, magnífica.

El grupo B será probablemente el más disputado. Honduras parte como favorita y contará además con el atractivo de ver al joven (año 93) Andy Nájar. El segundo puesto estará disputado y El Salvador, con Burgos y el delantero Rodolfo Zelaya como nombres más destacados, Trinidad & Tobago, con el delantero Kenwyne Jones como una de las estrellas del torneo y Haití, que ganó la Copa de Oro en 1973 y buscará dar la sorpresa llegando al torneo con hasta 8 jugadores que militan en clubes europeos.

Calendario de la fase de grupos de la Copa de Oro 2013

El grupo C parece a priori el más claro en cuanto a pronósticos. Estados Unidos y Costa Rica pelearán por los dos primeros puestos y todo lo que no sea verles en cuartos de final sería una sorpresa mayúscula. Los yankees se presentan con un equipo competitivo y donde el estandarte será el eterno Landon Donovan, mientras que los ticos, con Saborío, Arrieta o Celso Borges a la cabeza buscarán seguir con la buena racha de las eliminatorias camino al Mundial y hacerse con un liderato de grupo que allanaría el camino en las rondas finales. Cuba debería pelear por el tercer puesto, con los hermanos Colome o los míticos Odelín Molina o Yenier Márquez, que disputarán su quinta Copa de Oro, además del volante Alberto Gómez, nombrado mejor futbolista de Cuba en 2012. El último invitado de este grupo es la modesta selección de Belice, que debutará en el torneo y nos permitirá conocer a algunos de sus jugadores, entre los que destaca su hombre gol y máximo goleador de las eliminatorias hacia Brasil 2014 con 11 tantos en 8 encuentros, Deon McCaulay (aquí puedes leer una interesante entrevista con McCaulay).

Puedes consultar las convocatorias de todas las selecciones.

sábado, 29 de junio de 2013

Once ideal de la Raiffeisen Super League 2013-2014

Llega tarde, pero como dice el tópico: "más vale tarde que nunca". Y por eso con unas semanas de retraso he sacado unos minutos para dejaros el once ideal de la Raiffeisen Super League 2013-2014, en la que el Basilea se ha proclamado campeón y en la que Grasshopper o St. Gallen han sido dos de las sensaciones del año.

Yann Sommer (Portero / Basilea): Es sencillamente el mejor portero del campeonato y se ha limitado a demostrarlo. Su equipo ha mostrado fortaleza, pero cuando tenía momentos de flojera ha sido él quien ha sacado paradas tremendamente meritorias, siendo elegido mvp en un buen número de partidos y demostrando una enorme personalidad. El único pero es el juego aéreo, donde aún muestra ciertas carencias. Y eso que Bürki y Da Costa han estado cerca en cuanto a rendimiento, y en menor medida un Lopar que cuajó sobre todo, un primer tramo de año espectacular que le llevó a ser elegido mejor jugador del equipo hasta la mitad del campeonato.

Pa Modou Jagne (Lateral izquierdo / St. Gallen): Lateral de mucho recorrido, quizás con alguna laguna defensiva, pero constante en sus subidas y con un físico portentoso. Lleva dos temporada a un nivel extraordinario y le ha valido para lo que supuestamente es un paso adelante en forma de fichaje por el Sion (aunque yo lo dudo mucho). Dudé entre él y Schirinzi, el lateral del Thun que ha cuajado un final de temporada a un gran nivel.

Aleksandar Dragovic (Central / Basilea): Central completo y que se ha consolidado en su segundo año en Suiza. Decente sacando el balón, rápido al corte y magnífico por alto. Tiene cualidades para convertirse en un gran central y en Basilea ya lo ven más fuera que dentro aunque el precio que han marcado de 10 M€ está frenando a muchos equipos.

Fabian Schär (Central / Basilea): El complemento perfecto a Dragovic. Con medio año le ha bastado para convertirse en referencia en la zaga rotblue y se ha consolidado desde la llegada de Yakin al banquillo. Central ofensivo con una conducción de balón extraordinaria, un toque sobresaliente y un juego aéreo formidable que le han permitido marcar varios goles incorporándose en la jugadas de estrategia ofensivas.

Phillipe Koch (Lateral derecho / Zürich): De menos a más. Jugador polivalente y adaptable a todos los puestos de la línea defensiva, pero que ha sido este año en la banda derecha donde ha cuajado uno de sus mejores años. Las lesiones le habían mermado hasta ahora -dos roturas de ligamentos en 2009 y 2011- pero parece que ya están superadas y ahora son varios los clubes de ligas más importantes que ya han preguntado por una de las promesas más firmes del Zürich, al que ha ayudado de manera activa a entrar en Europa League tras una temporada en la que se preveía sufrimiento. Destacar en este puesto al lateral del Thun, Benjamin Lüthi que ha sido clave en un equipo que peleaba por el descenso en febrero y que ha acabado entrando en Europa League.

Veroljub Salatic (MC defensivo / Grasshopper): No solo ha sido el mejor medio centro del torneo sino, que podemos hablar de él como uno de los mejores jugadores de la presente liga. Calidad en la salida, buen toque y criterio acompañados de una habilidad extraordinaria para la destrucción del juego rival. Clave en el pivote defensivo por delante de los centrales y en que este Grasshopper haya sido un conjunto tan sólido. El Basilea ya ha preguntado por él. El germano Janjatovic (St. Gallen) o el doble pivote del Thun formado por Hediger-Demiri podrían aparecer en este apartado como alternativas.

Valentin Stocker (Extremo izquierdo / Basilea): Me atrevería a decir que el mejor jugador de la presente Raiffeisen Super League. Talento puro y desborde por su costado izquierdo. Ha acabado la temporada con 11 goles y 26 asistencias en todas las competiciones (17 en liga que le han valido para ser el mejor en este apartado). Su carácter le hace pasar algo desapercibido, pero está para bastante más.

Ezequiel Scarione (Mediapunta / St. Gallen): El otro nombre propio de la competición. El argentino ha terminado de confirmarse como el jugador que venía presumiéndose desde su etapa en segunda división. Cifras de escándalo desde la posición de segundo punta o enganche, 21 goles y 9 asistencias en total, que han llevado en volandas a su equipo. Talentoso, con buen regate y capacidad para batir líneas rivales. Ya se ha anunciado su marcha del club, lo sorprendente es que se marchará al modesto Kasimpasa turco. El otro candidato a este puesto, el sueco Farnerud (Yonug Boys) ha vuelto a ser con diferencia el mejor de los de Berna, ofreciendo recitales de visión de juego y de los espacios, aunque sin acabar de firmar una año tan completo como el pasado.

Izet Hajrovic (Extremo derecho / Grasshopper): Una de las revelaciones de la competición. Ha causado sensación desde el extremo derecho. Velocidad, desborde y un disparo desde media-larga distancia fenomenal que le han llevado a la selección absoluta. Ha acabado la temporada con cifras de notable, pero ha dejado la sensación de ser un jugador de matrícula de honor. Ahora le queda lo más difícil: de mostrar que noha sido flor de un día.

Josip Drmic (Delantero / Zürich): Delantero que ha acabado jugando en la banda izquierda en un sistema 4-2-3-1 que daba cabida a todos los "buenos" del Zürich (hablo del trío Drmic-Gavranovic-Chermiti). Desde ese costado ha demostrado calidad en el desborde y una capacidad excelente para el regate, además de buenas diagonales, todo eso completado con un buen disparo. Ha sido posiblemente el mejor joven de la competición y ha acabado con la nada despreciable cifra de 13 goles y 6 pases de gol.

Marco Streller (Delantero / Basilea): De nuevo una temporada completísima y tremendamente útil y productiva para su equipo. Más aún teniendo en cuenta que su mejor socio en los últimos tiempos, Alex Frei ha estado lesionado mucho tiempo. Sus cifras hablan por si solas, 14 goles y 8 asistencias que lo confirman como un delantero ideal para el equipo. Pese a que sus cifras goleadoras no son excesivamente altas, sus apoyos, su juego de espaldas y la continuidad que ofrece en todas las jugadas lo hacen un jugador indispensable en el once rotblue. A sus 32 años ha cuajado, una vez más, una temporada para enmarcar. Dos jugadores han destacado también entre los delanteros, aunque por diferentes motivos no están en el once ideal. El primero, el esloveno Cavusevic, vital en el primer tramo de curso para el St. Gallen pero que vio como una rotura de ligamentos de la rodilla le dejó en el dique seco hasta el final de la temporada. El segundo, el tunecino Chermiti empezó mal pero encontró su sitio en el Zürich a partir de enero y ha sido clave en la progresión de su equipo.

Banquillo: Roman Bürki (Portero / Grasshopper), Berat Djimsiti (Defensa central / Zürich), Steven Zuber (Extremo izquierdo / Grasshopper) y Mario Gavranovic (Delantero / Zürich).


Entrenador del año

Uli Forte (Grasshopper): Tras unos primeros meses en el club que fueron esperanzadores, encaró su primera temporada completa en Zürich y ha demostrado ser uno de los entrenadores con mayor nivel del país. Ha utilizado el 4-2-3-1 como base táctica, con un doble pivote como eje del equilibrio y con la variante al 4-1-4-1 para el modo más agresivo y con Salatic solo por delante de los centrales. Un once claramente definido con mayoría de jugadores suizos (normalmente el central serbio Vilotic era el único extranjero de inicio) y donde los roles han estado definidos desde el principio. Conocedor de las carencias de su equipo ha actuado siempre en consecuencia. Su carácter le ha permitido gestionar a la perfección la presión de pelear por un título que hubiese sido una sorpresa de magnitudes incalculables, y es que ha convertido a un equipo que muchos pensaban que pelearía por no descender, en un equipo de Champions League. Su marcha al Young Boys sorprendió a casi todos, abandona el barco de la Champions y se va a la capital tras una promesa no incumplida por parte de la directiva en otra muestra de su carácter inconformista.

jueves, 6 de junio de 2013

La SuperLiga Suiza 2012-2013 baja el telón

Se cierra el telón, se apagan los focos y llega el momento de los movimientos de cara a la próxima obra, la temporada 2013-2014 ya asoma en el horizonte tras cerrar un curso en el que hay sombras y luces, en el que algunos han sacado buena nota, otros han aprobado justito y no faltan los que han suspendido. Momento para sacar conclusiones y ver cual ha sido el balance de cada uno en la temporada.

El Basilea, con la plantilla más potente del país se ha vuelto a alzar con el título y ya van 4 consecutivos, aunque sufriendo más que otros años como consecuencia del desgaste provocado por la Europa League y por el buen nivel mostrado por un Grasshopper que le ha peleado el título hasta la última jornada. Un cambio de entrenador a mitad de curso -salió Heiko Vogel y llegó Murat Yakin- que supuso un cambio táctico como consecuencia también de la lesión y posterior retirada de Alex Frei (se pasó de un 4-4-2 a un sistema con un solo punta) y un giro del rumbo del equipo para alcanzar cifras excelentes en la segunda parte del campeonato y hacerse así con el título.


La seguridad de Sommer, demostrando que salvo algunos momentos de desconexión aún por pulir, está para retos mayores o la aparición de Schär en el centro de la zaga a partir de febrero convirtiéndose en el complemento perfecto para Dragovic, que se ha visto liberado en cierta medida de la responsabilidad de sacar el balón, han sido dos de las claves, así como una nueva temporada cerrada con nota altísima de Stocker (máximo asistente de la liga con 15 pases de gol) en la banda izquierda, su banda izquierda. Mención a parte merece el egipcio Mohamed Salah, que ha causado sensación en Europa pero sus actuaciones en Suiza aún han sido muy irregulares, aunque su capacidad para el desborde y su velocidad mostradas en algunos partidos hacen pensar en él como un jugador de enorme potencial. Los complementos para un once de lujo como Fabian Frei, Elneny, Marcelo Díaz o un Streller que sigue siendo referencia ofensiva han acabado de confirmar al cuadro rotblue como justo campeón y dominador a nivel doméstico.

Acabado el homenaje el ganador del título en Suiza, empezamos con el resto y aquí, el mejor del resto -con diferencia- ha sido el histórico Grasshopper, que le ha peleado el título al poderoso cuadro de Yakin hasta la última jornada y ganó el título de Copa al propio Basilea en la final. Gran parte de culpa la ha tenido un Uli Forte que tras salvar al equipo del descenso el pasado curso, ha creado un equipo extremadamente competitivo sobre la base de un 4-2-3-1 o 4-1-4-1 (según necesidades). La solidez defensiva y las transiciones rápidas con un juego por bandas desbordante y de vértigo han sido sus armas principales. La falta de un goleador claro y con cifras altas ha sido posiblemente lo que les haya privado de alcanzar al Basilea. Bürki se ha confirmado como un portero de gran proyección y la defensa formada por Lang-Vilotic-Grichting-Pavlovic ha rendido a un nivel excelente. Con esa solvencia en áre propia, era a partir de ahí donde nacía la calidad en la jugada. Empezando por el medio centro Salatic, destructor de nivel y constructor notabilísimo para dar comienzo a la jugada ofensiva. Hajrovic en la derecha, Zuber en la izquierda y Gashi en el carril central han dado vértigo y aceleración a las jugadas. Ben Khalifa y Ngakumol han sido los delanteros, que se han limitado a cumplir.

El tercero en discordia, y que ha peleado por estar en Champions hasta el final, ha sido el recién ascendido St. Gallen. Temporada de matrícula para los de Saibene, que además nos han dejado algunas de las individualidades más a tener en cuenta. De nuevo un buen portero como Lopar y una zaga ordenada donde solo las subidas de Modou por el carril izquierdo dejaban a veces huecos libres. El germano Janjatovic en el doble pivote nos ha dejado actuaciones soberbias, donde la potencia, su buena técnica y un disparo formidable han salido a relucir. Mathys en la derecha se ha convertido en internacional y el socio perfecto de un Scarione que ha acabado como máximo goleador del campeonato. La lesión de ligamentos de su hombre gol Cavusevic cuando pasaba por su mejor momento, pasó factura. Pese a eso, balance más que positivo que los mete en Europa League.

Cuarto ha sido un Zürich que ha sido el mejor equipo de la segunda vuelta. Iban como un tiro apoyados en su trío goleador, el formado por Chermiti, Gavranovic y Drmic, que les ha llevado a ser el conjunto más goleador de toda la liga. El momento clave fue la llegada de Meier al banquillo. Le costó dar con la tecla para combinar a estos tres jugadores y varió de un 4-4-2 a un 4-2-3-1 que ha resultado ser clave, con Chermiti en punta,. Gavranovic por detrás y un Drmic comodísimo en la banda izquierda, con Schönbächler y su formidable golpeo de balón para completar en la derecha. También ha tenido mucho que ver la pareja de mediocentros que han formado Kukuruzovic y Gajic (ya firmado por el Young Boys) que ha contribuido muy activamente a la mejoría defensiva de un equipo que hacía aguas en la primera vuelta. Djimsiti ha madurado como central y Phillipe Koch ya está en cartera de equipos de ligas mayores, aunque no me olvidaría nunca de uno de los porteros más infravalorados de la liga, da Costa, que con intervenciones memorables ha vuelto a ser clave una temporada más bajo palos.


Sorprende el quinto puesto final de un Thun que sufrió muchísimo hasta febrero y aceleró a partir de marzo para incluso pelear por entrar en la Europa League. Y todo eso pese a la salida en invierno de su mejor jugador: Anatole Ngakumol. Se quedó corto pero nos dejó a un Schneuwly solvente y efectivo en ataque y un Hediger rayando a gran nivel en el doble pivote cuando lo hizo con Demiri o como único mediocentro defensivo cuando tuvo que hacerlo solo. Su fragilidad defensiva acabó pasando factura y restó muchos puntos. Destacar las enormes bandas que poseen, una potentísima banda izquierda con el polivalente Wittwer actuando como extremo y el profundo e insistente Schirinzi como lateral (o a la inversa en algunas ocasiones), o el buen lateral diestro Lüthi.

Lo que no sorprende ha sido el hundimiento, una vez más de un Sion que mientras siga Constantin al mando será difícil que el equipo aspire a retos serios. Sexto puesto y un nuevo ejemplo de como llevar una gestión pésima, con hasta 5 cambios de entrenador durante la temporada y con el descenso de 8 jugadores al filial por mal rendimiento para dar cabida a 8 jóvenes en el primer equipo. Y eso que el equipo empezó como se esperaba, con Fournier de entrenador y siendo líderes gracias a un gran Gattuso en el pivote defensivo, un sorprendente Léo Itaperuna, acertado de cara a gol y un Darragi que mostraba sus mejores galas. Pero los cambios de entrenador y el clima de inestabilidad llevaron al equipo al fracaso total tras el parón invernal. Ni la llegada de N’Djeng, Regazzoni o Gelson Fernándes solucionaron los problemas de un equipo que sumó tan solo 4 victorias en las últimas 18 jornadas y fue incapaz de encontrarse a si mismo, con un agujero monumental en defensa donde ni los buenos de Vanczák, Dingsdag o Vanins rindieron acorde a lo esperado. Al final, fuera incluso de Europa y con los aficionados pidiendo la marcha de Constantin airadamante. Lo único positivo fueron los minutos de que dispusieron jugadores que en condiciones normales no hubiesen debutado como, Gaëtan Karlen (19 años e internacional en las inferiores helvéticas), Edimilson Fernandes (17 años) o Max Veloso.



Otra de las enormes decepciones ha sido el Young Boys, séptimo puesto final y con la irregularidad y la fragilidad defensiva como señas de identidad. Ni Martin Rueda primero, ni Challandes después han conseguido formar un equipo competitivo en Berna. Defensivamente ha habido un agujero monumental y continuos desajustes que han propiciado demasiados goles en contra. En la medular tampoco ha habido demasiado que celebrar, ni tan siquiera Farnerud ha sido el del año pasado y ha tenido algunas actuaciones más que discretas. Ni la grave lesión de Gonzalo Zárate sirve como excusa pese a estar llamado a ser uno de los puntales del equipo. El mejor del equipo ha sido un Raphael Nuzzolo que ha mostrado calidad, pelea, desborde y gol desde el extremo izquierdo. Las llegadas en el mercado invernal no arreglaron nada y solo el delantero ghanés Samuel Afum (5 goles) ha demostrado ser un jugador aprovechable en ese idilio que mantiene la secretaría técnica de Berna en su búsqueda de delanteros en continente africano (en los últimos años han salido del Stade de Suisse Bienvenu, Doumbia o Mayuka). Afum ha demostrado versatilidad y gol, capaz de jugar en punta o cayendo a banda derecha para trazar diagonales que han llevado mucho peligro. El último punto positivo para este equipo son los minutos de los canteranos Frey, con mucha importancia durante el año o en menor medida Marco Bürki, Sessolo, Bertone o Tabakovic. Pero sin duda la mejor noticia para este equipo llegó con el fin de la temporada y el anuncio de que Uli Forte, posiblemente el mejor entrenador del año en Suiza será su nuevo técnico de cara a la 2013-2014.

Otra gran decepción ha sido la de un Lucerna que encaraba el curso como subcampeón de Liga y Copa y solo ha podido ser octavo por delante de los dos equipo más flojos -con diferencia- de la competición. Uno de sus artífices activos del éxito pasado, Murat Yakin duró pocas semanas en el banquillo como consecuencia de los malos resultados y la poca paciencia de los directivos. Cuatro entrenadores durante el año (Komornicki, Seoane y Bernegger) y un buen puñado de incongruencias e indecisiones que han convertido a este equipo de un año para el otro de ser uno de los conjuntos más sólidos de la competición a ser un equipo ganable por cualquiera. El mal rendimiento del que tenía que ser hombre gol, Rangelov y la floja temporada de hombres clave como Lustenberger, Sarr o Hochstrasser han sido lo peor de este equipo, que ha acabado acusándolo mucho. La llegada de Kasami no fue productiva pese a su cartel, y el curso de más a menos de otros jugadores importantes como Wiss o Muntwiler también han hecho mella a un equipo que tuvo sus mejores momentos coincidiendo con la racha de Andrist tras su llegada en invierno, autor de seis goles, y siempre apoyados en el polivalente Winter. Al albano Hyka ya ni siquiera se le espera. Pese a los malos resultados la base no es mala y solo deben pulir algunas piezas para volver a pelear por entrar en Europa. Desde luego, la pelea por eludir el descenso no es su sitio mientras sigan con esta base.

Sin embargo no se puede hablar de decepción si hablamos del Lausanne. Ha acabado noveno y evitando el descenso en la penúltima jornada, pero su temporada ha sido notable, acabando cerca de puestos europeos tras las dos primeras vueltas. El bajón era previsible en el tramo final -3 victorias desde diciembre- con una de las dos plantillas más débiles del campeonato, corta y escasa de calidad, ha acabado eludiando un descenso para el que muchos lo veían como uno de los más claros candidatos. Su banda derecha ha sido su mejor arma, con el marroquí Chakhsi en el lateral, bregador y constante en sus subidas-bajadas, y con Malonga dando un paso al frente esta temporada, que con 8 goles ha acabado como máximo anotador del equipo. Extraña la confianza algo escasa en el delantero Roux, jugador con gol y que prácticamente siempre ha respondido. La decepción hasido Yannis Tafer, promesa gala que ha demostrado estar lejos de lo que hace no muchos años se esperaba de él. Objetivo cumplido y ahora le tocará preparar el año próximo para volver a pelear por la salvación.

El último clasificado y por tanto descendido a la Challenge League ha sido el mítico Servette. Un comienzo desastroso de temporada con tan solo 3 puntos de 39 posibles en las 13 primeras jornadas ha acabado siendo una losa demasiado pesada y que ha costado el descenso al equipo de Ginebra. La llegada de Sebastian Fournier dio cierta mejoría al equipo y con el 4-1-4-1 como base acabó acercándose a la salvación, que finalmente no pudo consumar y confirmó su descenso en la penúltima jornada en un duelo directo frente al Lausanne. La debilidad defensiva (equipo más goleado con 62 tantos encajados) y las dificultades para hacer gol se traducen en la lógica dificultad para sacar partidos adelante. El famoso dominio de las áreas no era precisamente la mejor virtud de este equipo, que sin embargo nos deja algunos jugadores interesantes en el medio campo. Treand por la izquierda ha sido constante y mostrado buenos detalles técnicos, Pasche por el carril central ha sido otro de los destacados aunque le ha faltado finalizar jugadas y la llegada de Vitkieviez para el costado derecho dio un empujón al equipo gracias a su desborde. Quitando eso, poco más. Karanovic ha tenido una falta de gol preocupante, y solo ha aparecido en momentos puntuales, demasiado poco para el que debía ser la referencia ofensiva del equipo. En definitiva: carencias evidentes en ambas áreas y descenso merecido.

FC Aarau asciende a la SuperLiga

Superioridad enorme para ganar la Challenge League y volver a la SuperLiga, mostrada semana tras semana como indican sus números, 70 goles para ser el conjunto más anotador, 40 tantos encajados para ser el segundo equipo menos goleado y una diferencia de +36, para un total de 78 puntos, 14 por encima del segundo clasificado, un Bellinzona que ha sido el único que le ha plantado cara en ciertos tramos de la competición.

Superioridad clara la mostrada por el conjunto dirigido por el técnico emergente René Weiler, que ha sacado lo mejor de jugadores como Davide Callà, que gracias a su versatilidad y su llegada ha conseguido cifras fenomenales llegando a los 19 goles (a uno del máximo goleador Sadiku) y 12 asistencias, para ser posiblemente el mejor jugador del año en la segunda categoría suiza.


Han destacado también el lateral diestro Silvan Widmer (8 goles y 6 asistencias) que ha convertido sus subidas en una rutina, llenas de vértigo y potencia, aunque quizás lo que más destaque de él es su fenomenal juego aéreo. El extremo Sven Lüscher ha sumado con frecuencia asistencias para sus compañeros y se ha movido por ambas bandas con igual acierto, como demuestran sus 11 goles y 12 pases de gol.

Finalmente, la batuta la llevaba en el medio campo el rumano Artur Ionita, con calidad y llegada desde la segunda línea. Y no podemos olvidarnos de algunos secundarios que han estado a buen nivel como el lateral/extremo polivalente Foschini o el extremo de origen estadounidense Remo Staubli.

Para el próximo curso ya han confirmado la incorporación del vinotinto Alexander González (Young Boys) anticipándose a la más que probable salida de Widmer (cedido por Udinese) y cubrir así unas de las vacantes con mayor exigencia.

viernes, 24 de mayo de 2013

Un vistazo al Grasshopper 2012-2013


Ha tenido que pasar una década entera para que el club más laureado de Suiza vuelva a levantar un título. Ha sido una travesía larga que acabó el pasado lunes en Berna, en el Stade de Suïsse y frente al mejor rival posible, un Basilea que llegaba como claro favorito tras su dominio en le SuperLiga y su exitoso camino en la Europa League. El histórico Grasshopper se adjudicó así su 19º título que lo confirma como rey de Copas. 


Uli Forte ha sido clave en el banquillo del nuevo Grasshopper

Ha sido clave el trabajo de Uli Forte en el banquillo. El joven técnico de origen italiano ha consolidado un sistema y unas ideas que han cuajado de manera sobresaliente en la plantilla: solidez y equilibrio en defensa y salida rápida mediante sus jugadores ofensivos, con ambas bandas como principal arma de ataque al rival. Con esos conceptos como base, el club de Zürich realizó una primera parte de campeonato memorable. Tras el parón invernal (que en Suzia dura unos dos meses) el equipo acusó la presión de ir líder y se vio superado por un Basilea que con una plantilla muy superior, activó la velocidad crucero para acercarse al título. A falta de tres jornadas, aprovechamos el título de Copa y el encuentro del domingo que les enfrentará al Basilea y que podría dejar sentenciado el título de Liga, para acercarnos a este Grasshopper.

Forte es sin duda una de las claves. Tras su primera experiencia en los banquillos, hace algo más de una década en el Red Star Zürich, pasó por el FC Wil 1900 y el FC St. Gallen con números notables para llegar hace más de un año al Grasshopper, donde se ha consolidado como un técnico con enorme potencial y futuro. Una cifra que habla por si sola son los 1,74 puntos por partido que ha logrado desde que llegó y que contrastan para bien con los 1,31 (por poner un ejemplo reciente) de su antecesor en el cargo, Ciriaco Sforza. Tiene contrato hasta el mes de junio.

Tiene las ideas claras y prima la estabilidad, sin variaciones bruscas en el sistema, con el 4-2-3-1 como base que se convierte en 4-1-4-1 cuando pretende ser más agresivo. Así ha conseguido forjar un conjunto sólido y con automatismos. Ha conseguido convertir al Grasshopper de uno de los candidatos al descenso a un equipo capaz de llegar peleando por el título de liga en las últimas semanas de competición.

Seguridad en área propia, con la pareja de centrales que forman Vilotic y Grichting, el primero contundente y con buen juego aéreo y el segundo experto y siempre bien posicionado. Salatic -trabajador y talentoso a partes iguales- por delante de ellos en el pivote defensivo, acompañado normalmente por Abrashi cuando el sistema es un 4-2-3-1 o con el primero solo cuando se posicionan en 4-1-4-1 que provoca que el segundo adelante suposición a la línea de cuatro. Aunque todo empieza con el buen hacer de su portero, el internacional sub21 y aún propiedad del Young Boys, Roman Bürki, uno de los guardametas con mayor futuro del país y que ofrece una seguridad que muchos equipos de la Superliga quisieran tener.

A partir de ahí empieza el vértigo, con la revelación del campeonato Izet Hajrovic en la derecha y con el consolidado Steven Zuber en el costado izquierdo. El primero, de origen bosnio y con su hermano jugando en la Academia del Arsenal, es rápido, desequilibrante y con un disparo de media distancia excelente. El segundo, amante de las diagonales y con un golpeo de balón exquisito, tiene una colección de novias que harán casi imposible su continuidad la temporada que viene. Por el carril central está Gashi, llegado este curso tras una temporada soberbia en Challenge League y consolidado en los esquemas gracias a su buen nivel en la conducción y su llegada desde la segunda línea. En punta se sitúa el galo Anatole Ngakumol, llegado en el mercado de invierno del Thun, con buen físico y olfato para el gol, con la variante de un Ben Khalifa que hizo un primer tramo de temporada excelente, sumando goles y asistencias, pero lo más importante apareciendo y participando activamente en la mayoría de jugadas ofensivas del equipo.



Como actores secundarios, Toko en la medular como variante a Abrashi, el polivalente Taulant Xhaka, el joven Moritz Bauer que ha empezado a hacerse un hueco en el lateral zurdo de la defensa o el venezolano Frank Feltscher para una de las bandas del ataque, cumplen su cometido cuando se les requiere.

El próximo domingo el Letzigrund vivirá un duelo que pocos pensaban que pudiese dar vida a la Superliga a falta de tres fechas para su conclusión. El Grasshopper llega fuerte. Aunque el Basilea es mucho Basilea.

martes, 21 de mayo de 2013

Once ideal Premier League 2012/20103




-Petr Cech (Chelsea): Su seguridad y su regularidad es lo que me ha acabado de decidir. No le recuerdo errores y si muchos buenos momentos. Estar al nivel del curso pasado parecía difícil tras su grandísima temporada, pero el portero checo ha estado cerca una vez más. Las temporadas de De Gea (elegido por la PFA como mejor portero del año) y Begovic también merecen una mención especial. Como decepción hay que nombrar a Joe Hart, incapaz de mantener el nivel del curso pasado.

-Zabaleta (Manchester City): De lo poco que se salva en la mediocre temporada de los sky blues. Siempre es un derroche de compromiso e intensidad. Defiende y ataca. Sube y baja por su carril derecho. Sin tener actuaciones puntuales tan altas como otros en su puesto, ha sido el más regular.


-Vertonghen (Tottenham): Imposible no incluir al belga en este once. Su rendimiento en White Hart Line ha sido memorable y se ha saltado el periodo de adaptación que muchos requieren. Defensivamente excelente, bien en la salida del balón y extraordinario en sus incorporaciones al ataque. Un jugador completísimo, acierto pleno de los spurs.


-David Luiz (Chelsea): Ha crecido desde su llegada a Stamford Bridge. Cierto es que tiene tendencia a ser algo alocado en sus subidas, pero acaba aportando cosas en muchas de ellas. Su adaptación al medio centro ha sido notable con Rafa Benítez y en momentos puntuales ha cubierto una carencia de la que el técnico español se había quejado. Sus lanzamientos de falta son una maravilla. 

-Baines (Everton): Posiblemente el mejor lateral zurdo de la liga. En el Everton es fundamental y su golpeo de balón es exquisito, sus subidas por banda, junto a las de Coleman en el otro costado son fundamentales epara su equipo. En su debe hay que anotar cierta fragilidad defensiva. 

-Carrick (Manchester United): Paso adelante para asentarse como la pieza fundamental en el medio campo del United. Trabajador y con una claridad de ideas en ataque que han sido fruto de muchos goles. Ferguson y sus compañeros lo han elogiado sin tapujos. 


-Mata (Chelsea): Uno de los jugadores más importantes de la Premier League 2012/2013. Asistencias a granel y un buen número de goles que han servido para ser clave en la mayoría de partidos de los blues. Ha sido, sin duda, el mejor del Chelsea en el presente curso. 


-Bale (Tottenham): Elegido mejor jugador de la rrcién acabada temporada. Su adaptación a un cambio de rol para jugar en el centro ha sido magnífica y junto a Mata ha sido el jugador más definitivo de la competición. Su físico es envidiable, su disparo letal y su facilidad para aparecer cuando su equipo más lo necesita ha sido clave para que los spurs peleasen hasta el último minuto su presencia en la próxima Champions. 


-Fellaini (Everton): Es quizás la pieza clave en el engranaje del Everton de David Moyes. Esta temporada, una vez más ha sido imprescindible en los esquemas del equipo. Costará retenerlo en Goodison Park y más tras la salida de Moyes dirección Manchester. 


-Van Persie (Manchester United): Mancini lo dijo al principio de temporada y se confirma, puede que la mayor diferencia entre el Manchester City y el United hayan sido los goles del holandés. Entre todos los delanteros de los citizens suman pocos goles más que el punta del United. Quien sabe que hubiese pasado si Robin hubiese firmado el pasado verano por el equipo de Mancini.


-Luis Suárez (Liverpool): En el primer tramo de temporada tiró prácticamente él solo del carro de los de Anfield. En el segundo encontró dos socios perfectos en Coutinho y Sturridge. Su pelea constante y su olfato goleador son únicos. Las salidas de tono le han privado de destacar más, pero aún así merece estar en el once.

lunes, 13 de mayo de 2013

Diez notas de un fin de semana emocionante


La temporada da sus últimos coletazos en la gran mayoría de ligas y es ahora cuando las emociones son mucho más fuertes. Muchos equipos se juegan el curso en estás últimas semanas y directivos, cuerpo técnico, jugadores y aficionados viven días intensos. Lágrimas y sonrisas, celebraciones y descensos; aquí vamos a hablar sobre los 10 acontecimientos que este fin de semana más emociones han levantado.



1. Ferguson // Moyes --> Old Trafford se vistió de gala para despedir al que ha sido su entrenador durante más de cinco lustros. Pasillo monumental antes del inicio del partido, mosaico y decenas de pancartas de agradecimiento al técnico escocés, que siempre significará un antes y un después en la historia del Manchester United. Su último partido en el Teatro de los Sueños acabó con victoria frente al Swansea y un merecido homenaje al final del choque en el que el Sir Alex Ferguson pidió, entre otras cosas, apoyo para el técnico que llegase. Y su retirada derivó en otro homenaje de magnitud considerable en Goodison Park. Se supo durante la semana que David Moyes iba a ser el sustituto en el banquillo de los red devils y la afición del Everton no dejó pasar la ocasión de despedir a un técnico que ha marcado una época en el histórico hermano pobre del Liverpool. Con la victoria frente al West Ham gracias al doblete de Mirallas selló además un adiós propio de lo que ha sido en Goodison, y es que el Everton acabará por delante del Liverpool por segundo año consecutivo en la Premier League, algo que no se daba desde tiempos inmemoriales.



2. Watford - Liecester --> Eliminatoria por estar en la final de los play off de ascenso a Premier League, partido de vuelta con ventaja del Liecester 1-0 en la ida. Si se hubiese escrito un guión, no podría ser más macabro con el Liecester, que vio como con 2-1 en el marcador para su rival, el colegiado pitó un penalti en el 96' que de meterlo les daba el pase a la final, pero el galo Knockaert lo tiró y Manuel Almunia lo atajó, dando lugar a una contra que en el 97' acabó con el tanto de Deeney para el Watford que les dio de manera épica el pase a la final del play off. El equipo dirigido por Gianfranco Zola peleará por subir a la Premier. El Liecester lo tuvo en su mano pero se quedó en la orilla. Yo no quisiera ser Knockaert.

Pincha aquí para ver el último minuto del partido



3. Wigan Athletic campeón de la FA Cup --> Probablemente uno de los hitos históricos más grandes de los últimos años, y es que la FA Cup da para este tipo de hazañas. Un club modestísimo como el Wigan, que dirige el catalán Roberto Martínez, ha vivido un fin de semana emocionalmente intensísimo. Campeones de la FA Cup el sábado frente al poderoso Manchester City, consiguieron el primer título de su historia en el mítico estadio de Wembley que además certificaba su participación en la próxima Europa League. El domingo, y aún con las resaca tras la gran victoria, sus rivales por el descenso en la Premier League jugaron su jornada y los resultados dejaron al Wigan al borde del abismo. Necesita seis de seis para la permanencia, depende de ellos mismos. Gloria o fracaso que este mismo martes vivirá su primer episodio frente al Arsenal (que a su vez se juega estar en la próxima Champions), y que de no saldarse con victoria certificaría el descenso de los latics. En cuatro días pueden pasar de levantar su primer trofeo a consumar el descenso a Championship.



4. PSG --> Ganó la Liga tras vencer en Lyon y consiguió uno de los objetivos tras la llegada del jeque. Tercer título liguero para los parisinos, que logró el último hace casi dos décadas con los Ginola, Weah, Lama o Raí. Ahora han sido los Thiago Silva, Verrati o Ibrahimovic los que llevan el título a la capital gala.



5. Oporto - Benfica --> Le tembló el pulso al Benfica cuando parecía tener media liga ganada y su pinchazo de la semana pasada frente al modesto Estoril hizo que se fuesen a jugar el título frente al Oporto y en Do Dragao. Los locales mandaron durante la mayor parte del partido y se llegó al minuto noventa con un empate a uno que daba virtualmente la liga al Benfica, pero de nuevo un guión propio del cine hizo que cuando los de Jorge Jesús parecían dominar la situación y se encarrilaban hacia el título, apareciese Kelvin para en el tiempo de descuento poner el 2-1 para el Oporto y dejase la liga vista para sentencia.

Pincha aquí para ver el resumen del partido



6. Descensos de Palermo y Siena // Trapani --> Una mala temporada que acaba saldándose en descenso para sicilianos y toscanos, que acompañarán al Pescara a la Serie B. Ambos tuvieron tramos de temporada donde parecieron recuperarse, los primeros tirados por un Ilicic en estado de gracia en el último mes y un Miccoli siempre batallador. Los segundos tras la llegada en invierno de un Emeghara que a base de goles dio vida a un Siena que parecía poder salvarse. Pero al final, volvieron a la mala senda y certificaron su descenso a falta de una jornada para la conclusión del campeonato. El Trapani por su parte consumó el ascenso por primera vez en su historia a Serie B, donde además vivirán un derbi siciliano del que ya tenemos ganas frente al Palermo.



7. FC Arouca --> Histórico ascenso por primera vez a la máxima categoría del fútbol luso de un modestísimo como el Arouca. Su victoria frente al Uniao Madeira gracias entre otros a un nuevo gol de su delantero y máximo artillero de la categoría Joeano, los confirmó como subcampeones y acompañantes del Belenenses en el ascenso a la Liga Zon Sagres.



8. Mónaco --> Victoria sobre el Nimes, sello a su ascenso y vuelta a la elite tras una dura travesía por la Ligue 2. Ibrahima Touré fue la cara del ascenso con su gol. El conjunto de Ranieri cierra así esta etapa y comienza una nueva en la que ya salen nombres a la palestra para pelear por todo el próximo curso. Falcao podría ser el primero de la lista en llegar al Principado.



9. Brasil cierra los Estaduales --> Los torneos estaduales de Brasil van llegando a su fin. Esta semana teníamos como plato fuerte los partidos de ida de las finales del Paulista y el Mineiro. En el primero, Corinthians venció a un Santos gris por 2-1 y todo queda por decidir para la vuelta. En el Mineiro, el Atlético Mineiro se deshizo cómodamente del Cruzeiro por 3-0 y dejó encarrilado el que sería su 42º campeonato.


10. Otros campeones --> Tras los títulos la semana pasada de Steaua Bucarest, Copenhagen, Ajax o Galatasaray en sus respectivas ligas, esta semana fue el turno para el Győri ETO FC, que ganó el título en Hungría tras su victroria frente al Ferencváros y sumó así la cuarta liga magyar de su historia, que pueden celebrar con entusiasmo y es que hacía 30 años desde su última victoria.

martes, 16 de abril de 2013

Una moda llamada Basilea

El fútbol suizo está de moda un año más gracias al Basilea y su fantástico rendimiento en competición europea. Verdugo nuevamente de una potencia Premier, tendrá una nueva ocasión para seguir con su particular destrozo a los equipos británicos, y es que en semifinales de la Europa League se verá las caras con el poderoso Chelsea, en lo que para ellos supone una oportunidad histórica, un sueño, mientras que para los blues, con toda la presión sobre sus espaldas, la segunda competición europea se ha convertido en casi una obligación tras quedar apeados en semifinales de la FA Cup y estar descartados en la pelea por la Premier League.

Y sacando partido del tirón de los de Murat Yakin, plasmaré los que para mi han sido puntos clave para llegar a este punto en este momento del curso futbolístico, en el que el Basilea parece haber llegado en su mejor momento y al que ya nadie se atreve a descartar.


La salida de Heiko Vogel y la llegada de Murat Yakin

Un proyecto que parecía haberse estancado y en el que la prematura eliminación en la previa de la Champions League frente al CFR Cluj fue un lastre demasiado pesado con el que tuvo que cargar el ex técnico Heiko Vogel. Los resultados en Liga no acompañaban y el equipo andaba cuarto en la tabla cuando la directiva optó por un remedio drástico que pese a que los medios llevaban divulgando durante semanas, pocos esperaban. Llegó la contratación de Murat Yakin, un técnico acorde a las ideas del cuadro azul y grana como punto positivo, pero que llegaba tras su desastroso inicio de temporada con el Lucerna, de donde fue destituido semanas antes, como punto negativo. Dudas iniciales y resultados mediocres unidos a ciertas decisiones técnicas que no ayudaron a disipar las dudas, pero tras el entendible periodo de adaptación empezaron a llegar los resultados y el dominio del Basilea en una Liga en la que se sabe dominador se hizo patente.Yakin representa continuismo pero con matices e ideas propias. Pasó de un 4-4-2 inamovible desde la etapa Fink a un esquema más dinámico, con base 4-1-4-1 (o 4-3-3) moldeable en ciertas situaciones y con determinados equipos. Dio confianza al central Fabian Schär, y quitó el cartel de indiscutibles a los laterales Steinhöfer y Park en la zaga, además de restar protagonismo a los recién llegados Sauro, Marcelo Díaz y Mohamed Salah, que vieron disminuidos sus minutos de manera significativa.

Poco a poco implantó sus ideas, volvió a dotar de protagonismo al chileno Marcelo Díaz y al egipcio Salah, y una vez sentadas las bases el equipo empezó a funcionar. No pierden en Liga desde el 25 de noviembre, lo que le ha permitido recuperar la desventaja y liderar la tabla helvética con 3 puntos de ventaja respecto al Grasshopper y se ha plantado en semifinales de la Europa League dejando atrás al Dnipro, Zenit St. Petersburgo y Tottenham. Los resultados hablan por si solos, pero las sensaciones son aún mejores.



La aparición de Fabian Schär

Muchos ya lo habíamos visto en la inferiores de Suiza y pensábamos que podía llegar lejos, pero su entrada fue casi repentina y su rendimiento llegó desde el primer día. Algunos partidos en las fases iniciales de la Europa League, donde no solo contribuyó en la parcela defensiva sino que además sumó goles en sus incorporaciones al ataque, que le sirvieron para pasar sus primeros exámenes. Las posteriores reválidas ligueras las pasó con nota y desde entonces sus presencias en el once son habituales e indiscutibles. Se complemente a las mil maravillas con el austriaco Dragovic y ambos forman una pareja de centrales cotizadísima. Sus buenas artes con el balón, su capacidad en el juego aéreo y su buen posicionamiento y capacidad para el remate en las jugadas de estrategia lo han convertido no solo en pieza vital en los esquemas de su equipo, sino en una de las apariciones del presente curso en la Superliga Suiza.

Factor Salah

Su irrupción fue meteórica. Llegaba para suplir la baja de Shaqiri y desde el primer día mostró un carácter ganador que le ayudó a destacar. Sus primeros partidos fueron recitales de electricidad en la banda derecha, de velocidad y de conducciones y diagonales vertiginosas que rápido nos hizo ver que este casi desconocido iba a darse a conocer muy pronto. Tras ese comienzo fulgurante, una bajada clara en su rendimiento coincidiendo con el final de la etapa de Vogel y el principio de Yakin, para de nuevo llegar a este final de curso en plena forma y mostrando de lo que es capaz y de lo que puede ser capaz, alcanzando su cenit en una eliminatoria contra el Tottenham en la que Alex Frei debía de ser el protagonista por su retirada y en la que el egipcio acabó acaparando la mayoría de focos.
 

Valentin Stocker, continuidad, regularidad y rendimiento asegurado


Muchos nombres propios en este Basilea, pero si hay que destacar a uno por encima de todos ese es Valentin Stocker. Pudo irse a la Bundesliga en verano pero no se concretó nada y decidió permanecer una temporada más. Su decisión no ha podido ser más productiva para el equipo. Máximo asistente del Basilea en lo que llevamos de temporada, ha firmado posiblemente las mejores actuaciones individuales que han visto esta temporada en St. Jacob Park, todas ellas por su banda izquierda, donde es un puñal constante, con infinidad de recursos y una capacidad para asistir a sus compañeros que está alcanzando este curso su máximo esplendor.

El resto del conjunto

Sommer es un cerrojo con unos reflejos extraordinarios que ya pide paso para ir a un club mayor y para ser el titular en la absoluta helvética. El veterano Philipp Degen se ha hecho con el lateral diestro, mientras que en el zurdo sigue aguantando el surcoreano Park. Serey Die, Marcelo Díaz y Cabral forman un medio campo que combina técnica y músculo, en detrimento de un Yapi Yapo que no renovará y que pierde peso en los esquemas. La versatilidad de Fabian Frei le convierte en otra pieza clave, junto al recién llegado El Neny, que suma minutos de manera constante y progresa adecuadamente. Arriba el eterno Streller es un seguro de gol y no ha echado en falta la compañía de un Alex Frei que entre lesión y lesión ha perdido fuelle para acabar anunciando su retirada que se consumó el pasado sábado en el clásico frente al Zürich.

El banquillo

Un once completo y una profundidad de banquillo extraordinaria que dan relevo sin disminuir rendimiento. Yakin confía en todos sus hombres y mira sin complejos a la cantera. Jugadores como Zoua, Voser, Steinhöfer, David Degen o Raúl Bobadilla esperan su turno y pocas veces decepcionan.